5 de agosto de 2010

LOS BEBÉS Y LA MÚSICA

Varios estudios han demostrado el poder que tiene la música sobre los futuros recién nacidos. También aseguran que los bebés recuerdan las melodías que han escuchado dentro del vientre materno, al menos durante el primer año, y asocian la melodía con un periodo de paz y tranquilidad.

Se conoce que a partir de la semana 20 de embarazo, el bebé es capaz de oír, por eso también se recomienda hablarle, pues aunque no entienda el significado de las palabras, capta el tono, la musicalidad y la intención de las frases como un reflejo de las emociones, este sonido familiar actúa como una referencia tranquilizadora.

La música es uno de los mejores canales para conectar con nuestro bebé, no importa el estilo de música que escuchemos, puede ser clásica, pop… lo importante es que nos guste y nos haga sentir bien.

La música trasmite sensaciones, la música es sentimiento. El sonido y el ritmo se asocian a tu estado de ánimo. Si por ejemplo escuchamos una pieza de Bach, y después escuchamos una canción de los Rolling Stones, la sensación va a ser muy diferente. La música es orgánica, y puede sanar.

Hay muchas historias del uso de la música con propiedades terapéuticas, así como muchos investigadores que han dedicado sus vidas a investigar la música como medio de sanación.

No hay comentarios: