15 de abril de 2014

BENEFICIOS DE LA FORMACION MUSICAL

La música tiene una notable capacidad para afectar y manipular lo que sentimos. Simplemente escuchando las canciones que nos gustan se estimula el sistema de recompensas del cerebro, creando la sensación de placer y comodidad. Pero la música va más allá de nuestros corazones, hasta nuestras mentes, dando forma a nuestra manera de pensar. La evidencia científica sugiere que incluso pocos años de formación musical a temprana edad pueden dar forma a cómo el cerebro se desarrolla, mejorando la capacidad de diferenciar los sonidos y el habla.
La formación musical tuvo un profundo impacto en la forma en que los cerebros de los sujetos
Con la financiación de la educación constantemente desplazada y en tiempos económicos difíciles apretando los presupuestos de muchos padres, los estudiantes terminan a menudo con escasa educación musical. Los estudios hasta la fecha se han centrado en los beneficios neurológicos de la formación musical sostenida, y encontraron muchas altibajos. Por ejemplo, los investigadores han encontrado que los músicos son más hábiles para procesar lenguas extranjeras debido a su capacidad para oír las diferencias de tonos y tienen una increíble habilidad para detectar el habla en medio de ruidos. Pero ¿qué pasa con los niños que reciben poca tutela musical? ¿Tiene algún beneficio haber tocado un instrumento aunque sólo haya sido por pocos años?
Según un estudio publicado en Journal of Neuroscience, la respuesta es un sí rotundo. El equipo de investigadores del Laboratorio de Neurociencias Auditivas de la Universidad Northwestern probó las respuestas de cuarenta y cinco adultos a diferentes sonidos complejos que varían en el tono. Los adultos fueron agrupados en función a la cantidad de formación musical que tuvieron de niños, a saber: ninguna experiencia, de uno a cinco años de formación, o de seis a once años de instrucción musical.
La formación musical tuvo un profundo impacto en la forma en que los cerebros de los sujetos del estudio respondieron a los sonidos. Las personas que habían estudiado música, aunque sólo lo hayan hecho por pocos años, tuvieron un procesamiento neural más robusto de las distintas pruebas de sonidos. Lo más importante, sin embargo, es que los adultos con educación musical fueron más efectivos en sacar la frecuencia fundamental o la frecuencia más baja de los sonidos, en la prueba de ruidos.
“La forma en que escuchas sonidos hoy está determinada por las experiencias con sonidos que has tenido hasta hoy”, explicó la coautora y directora del laboratorio Nina Kraus. Ella y su colega escribieron en un artículo para Nature, “al igual que el ejercicio físico y sus efectos en el cuerpo, la música es un recurso que tonifica al cerebro para la aptitud auditiva.”
El incremento de más volumen en el cerebro auditivo tiene implicaciones no musicales. La capacidad para diferenciar frecuencias fundamentales es crítica para percibir el habla, y es una parte integral de cómo reconocer y procesar los sonidos en entornos complejos y ruidoso. Así, la instrucción en música durante la niñez tiene fuertes ventajas lingüísticas y mejora el rendimiento en las tareas cotidianas que requieren de la audición. Puesto que vivimos en un mundo intrínsecamente ruidoso, necesitamos la habilidad de enfocarnos y percibir los diferentes sonidos. Esto puede ser particularmente importante para los niños con problemas de aprendizaje o aquellos para quienes el Inglés es su segundo idioma.
Hay un cuerpo teórico que sugiere que la formación musical no sólo mejora la audición, también refuerza un conjunto de funciones cerebrales. Los niños musicalmente entrenados presentan un mejor rendimiento escolar con habilidades de lectura más fuertes, mayores habilidades matemáticas, y puntajes más altos de inteligencia general. La música incluso parece mejorar el desarrollo social, ya que la gente cree que la música les ayuda a ser mejores jugadores en equipo y a tener una mayor autoestima. “En base a lo que ya sabemos acerca de las maneras en que la música ayuda a dar forma al cerebro, el estudio sugiere que las clases de música a corto plazo pueden mejorar durante toda la vida la habilidad de escuchar y aprender”, dijo Kraus. “Nuestra investigación recoge un sector mucho más amplio de la población que tiene implicaciones para los responsables de políticas educativas y el desarrollo de programas de entrenamiento auditivo que pueden generar duraderos resultados positivos.”
La importancia de la educación musical es algo a considerar. Cuando las escuelas pierden fondos, las artes y los programas extracurriculares son a menudo los primeros afectados, lo que significa menos educación musical para la juventud. Dada la evidencia científica que apoya la importancia de la música tanto neurológica como educativamente, la pérdida de la educación musical parece particularmente dolorosa.
Fuentes: GIPEM, Even A Few Years Of Music Training Benefits The Brain
A Little Goes a Long Way: How the Adult Brain Is Shaped by Musical Training in Childhood
Music training for the development of auditory skills
Imagen:  Jhaymesisviphotography (Flickr)

2 de abril de 2014

2 de abril: DÍA INTERNACIONAL DEL LIBRO INFANTIL

 
El próximo 2 de abril, como cada año desde 1967. Se eligió esa fecha por coincidir con la fecha del nacimiento del escritor danés Hans Christian Andersen. El IBBY promueve la celebración del Día Internacional del Libro Infantil con el fin de promocionar los buenos libros infantiles y juveniles y la lectura entre los más jóvenes.
              Cada año una Sección Nacional tiene la oportunidad de ser la patrocinadora internacional del Día del Libro Infantil y selecciona un escritor/a representativo y a un reconocido ilustrador/a de su país para que elaboren el mensaje dirigido a todos os niños del mundo y el cartel que se distribuye por todo el mundo, y se promueva la celebración en las bibliotecas, centros escolares, librerías, etc.
 Este año la afortunada ha sido la sección irlandesa, y concretamente han sido las encargadas, Niamh Sharkey de preparar el cartel y la autora, editora Siobhán Parkinson, de escribir la carta a los niños del mundo, que a continuación os dejamos:
http://www.oepli.org/pag/cas/dia.php
 Carta a los niÑos del mundo
Los lectores a menudo le preguntan a los escritores cómo escriben sus historias - ¿de dónde salen las ideas? Provienen de mi imaginación, contesta el escritor. Ah, claro, suele contestar el lector. Pero, ¿dónde está tu imaginación, de qué está hecha y es cierto que todo el mundo tiene una?
Bueno, responde el escritor, está en mi cabeza, por supuesto, y está compuesta de imágenes y palabras y recuerdos y rastros de otras historias y palabras y fragmentos de cosas y melodías y pensamientos y rostros y monstruos y formas y palabras y movimientos y palabras y olas y arabescos y paisajes y palabras y perfumes y sentimientos y colores y rimas y pequeños chasquidos y silbidos y sabores y explosiones de energía y acertijos y brisas y palabras. Todo ello girando ahí dentro y cantando y comportándose como un caleidoscopio y flotando y sentándose y pensando y rascándose la cabeza.
Por supuesto que todo el mundo tiene imaginación: sin ella, no seríamos capaces de soñar. No obstante, no toda imaginación tiene las mismas cosas dentro de ella. Probablemente, la imaginación de los cocineros contenga en su mayoría sabores, de la misma manera que la imaginación de los artistas contendrá sobre todo colores y formas. La imaginación de los escritores está principalmente llena de palabras.
Para los lectores y oyentes de historias, sus imaginaciones también se nutren de palabras. La imaginación de un escritor trabaja y da vueltas y da forma a las ideas, a los sonidos, a las voces, a los personajes y a los acontecimientos hasta convertirlos en una historia; esta historia no está compuesta de otra cosa que no sean palabras, batallones de garabatos desfilando por las páginas. Entonces ocurre que, de pronto, llega un lector y esos garabatos cobran vida. Siguen estando en la página, siguen pareciendo garabatos pero también están retozando en la imaginación del lector, y éste da forma e hila las palabras para que la historia ahora tenga lugar en su cabeza, como tuvo lugar en la cabeza del escritor.
Este es el motivo por el cual el lector es tan importante para una historia como lo es el escritor. Solo hay un escritor para cada de ellas, pero hay cientos o miles o incluso a veces millones de lectores de historias, que leen en el mismo idioma que el del escritor o que quizás hasta lean traducciones en muchos otros idiomas diferentes. Sin el escritor, no nace el cuento; sin todos los miles de lectores alrededor del mundo, el cuento no llegará nunca a vivir todas las vidas que puede vivir.
Todo lector de una historia tiene algo en común con los otros lectores de esa misma historia. Separadamente, aunque también de alguna manera juntos, ellos han recreado la historia en su propia imaginación: una acción que es tanto privada como pública, individual como común, íntima como internacional.
Es posiblemente lo que los humanos hacen mejor.
¡Seguid leyendo!
Siobhán Parkinson
Autora, editora, traductora
y ganadora del premio Premio na nÓg

Traducción: Paula Sanz
Enlace al texto: http://www.oepli.org/pag/cas/dia.php                  

 
 
 
 

30 de marzo de 2014

FERIA DEL LIBRO

Se viene la  40.ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires,
del 24 de abril al 12 de mayo de 2014,
en La Rural, Predio Ferial de Buenos Aires.
Para más información: http://www.el-libro.org.ar/
                                     http://twitter.com/ferialibro
 

PARA BAILAR....